lunes, 27 de octubre de 2008

En la calle de Tierra

Allí, donde estamos armando el picadito, hay escondido entre las casas un negocio chiquito: tiene cortinas plásticas donde dos nenas juegan a pasar, y dejar caer las tiras por sus espaldas.
Adentro, atravesando un patio lleno de plantas, llegás a la Pelu de la Bruja.
-Ay, nena pero mirate-me dice-tengo algo para tu blog, que me llegó recién.
-Sí, Bruja, es que comomecomplicolavida, es aún un niño, no sabe lo que quiere, salvo salir a jugar en esta calle y buscar la casa de Saturno 2021.
-bueno, vos dejamelo que con estos ruleros y un buen baño de crema te lo voy a dejar pipí-cucú. Vos mientras tanto sentate en la puerta tomate un Naranjú, y chiflame cuando pase el afilador, que tengo todas las tijeras que no me cortan nada.
-dale, ¿te traigo un Naranjú a vos?
-No, a mi traeme un chicle Bazooka, que me gusta el horóscopo.

5 comentarios:

Ojaral dijo...

Che, ¿qué están fumando? Ojo que la gorra les allana la peluquería y después no va a ver naranjú ni bazooka que las salve.

Saludos.

Avisen cuándo se juega, así voy.

Ojaral dijo...

Ah! me olvidaba: muy linda la plantilla nueva (cuando abrí mi blog yo también había elegido el tapizado marrón ese: me parecía de lo más intelectual; hasta que alguien que en esa época me quería me convenció de que ese fondo de cuarto de pensión o pieza de vieja solterona era ligeramente vomitivo). No jodo más.
Saludos!

Analía dijo...

La verdad es que me estaba pasando humedad, así que tuve que sacar todo el empapelado ese marrón...

soyelhijodeorfilda dijo...

Analía:
Si seguís haciendo memoria, todos sabrán que conociste el boleto que cortaba el colectivero, alguien sospechará que no pagabas entrada para ver a Gieco porque aún no había estrenado La Navidad de Luis y otro afirmará que lo viste en vivo tocar a Salgán... y entonces a mí intentarán embalsamarme.

Analía dijo...

Y comí caramelos de Chuenga!