martes, 24 de marzo de 2009

24 de marzo


Hoy no es un 24 de marzo más, porque ayer a la noche le expliqué a mi hijo por qué hoy era feriado, y no fue fácil:
no fue fácil porque no pude empezar la frase con un "mañana festejamos..."
no fue fácil porque, como diría Mafalda, lo que pasó hace 33 años no puede explicarse "sin las partes pornográficas".
no fue fácil, porque todavía estamos sufriendo las consecuencias: conocemos gente que no conoce a sus padres, no saben donde están; gente que no sabe quien es; madres sin hijos; abuelas sin nietos...
no fue fácil porque aún estamos pidiendo justicia; y la pedimos aún cuando un puñado de imbéciles que hablan porque tienen boca (nunca me sirvió tanto esta expresión) proponen instaurar la pena de muerte, porque ya ni la gente que vive en countrys o barrios privados está tranquila.
y no fue fácil porque aunque tenga cinco años no vive en un frasco de mayonesa, y observa, escucha y siente: hace unos años fuimos a conocer la Universidad de las Madres, y nos pusimos a ver las fotos del lugar. Imágenes tomadas en las marchas. Franco las vio y me pregunto:
-Mamá ¿por qué están tristes?

y con un nudo en la garganta, lo miré mientras lo tenía a upa (quizás apretándolo...) y le dije:
-porque hace mucho que no ven a sus hijos y los extrañan.

8 comentarios:

Ojaral dijo...

Lo terrible es que afecta no sólo a quienes sufrieron la violencia en carne propia. La dictadura fue algo más que un plan sistemático de exterminio. Fue también una operación ideológica, económica y social que transformó al país. Y lo horrible es que no podemos salir de eso. Hoy el sueño de Martínez de Hoz se legitima en la boca del Payaso Sojita: "volver a la Argentina agroexportadora que soñaron nuestros abuelos" (los de él, porque los míos no).
Saludos.

Lin dijo...

Todos los 24 me acuerdo del momento en que me enteré qué había sido la Dictadura, y siempre trato de pensar cómo se lo podría decir a mis hijos en un futuro.

Muy lindo post!

Bruja dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bruja dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Analía dijo...

Ojaral: es cierto, son varios "nuestros abuelos" que soñaron con otra cosa.
Lin, Bruja: gracias por sus comentarios. Uno siempre pone lo mejor cuando se trata de los hijos, y aunque tartamudeé bastante creo que la explicación salió bien.

Ana María Brito dijo...

Todos los que vivimos esa època, conocemos una mamà triste, una familia que no olvida, algunos todavìa esperan, otros se dedicaron a hacer crecer el odio en su corazòn, personalmente cada 24 de marzo recuerdo especialmente "al petiso" , por el conocì o tuve mi mayor acercamiento
con la militancia , y se lo llevaron cuando fue a conocer a su hijo .Era un tipo simpàtico, alegre, me acuerdo de un viaje en tren ,hasta La Plata ,que fue contando historias, que podìan haber sido dramàticas,pero el la convertìa en aventuras graciosas y romànticas.
En fin lo resumo en el ,es parte de la generaciòn que hoy deberìa estar gobernando, porque tenian el potencial y el compromiso necesario y creo que precisamente por eso , es que hoy no estan.

soyelhijodeorfilda dijo...

Que el recuerdo de los muertos por la violencia de las armas no nos impida recordar a los muertos por la violencia de la miseria. Aquí también hay culpables y me importa una mierda que se los haya votado. Esta democracia farandulesca (no sé si existe otra) es una enorme cagada, casi tan pestilente como la dictadura. Macri no es mejor que Camps.

Anónimo dijo...

Estuve en la vigilia del 24 en el Palacio de Justicia, increiblemente este años se sumó la consigna de "no queremos pena de muerte" y, es verdad, no la queremos, no queremos que mueran más pibes por el gatillo fácil, no queremos más muertes por drogas, no queremos más muerte por hambre, no queremos la muerte social por la indiferencia al dolor de las mayorias... Queremos Verdad y Justicia, pero sobre todo, queremos Memoria, para no olvidar que quienes lucharon en los ´70 lo hicieron para que no exista esta Pena de muerte.