miércoles, 5 de noviembre de 2008

Primer Tratado sobre la influencia del peronismo en la matemática del siglo XX

Yo cuando resto, y no me alcanza, le pido uno al compañero.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Guarda! que seguro te van a faltar 5 por otro lado!

Ojaral dijo...

Gorilas a la vista!
Los compañeros siempre damos. Ud. cuando necesite, me pide a mí.
Saludos!

Bruja dijo...

ja ja
te empezaron los anónimos! y encima gorilas!

yo te digo
compañera
mis cinco son tus cinco.

Analía dijo...

che, esperen, compañeros, que el anónimo se refiere a la frase "Por cada uno de los nuestros, caerán cinco de los de ellos" (y seguimos matematicando con el General)

Bruja dijo...

ah mire que resultó exquisito el anónimo. sutil, indiscutiblemente sutil el comentario.

perdone anónimo cincoporuno.
saludos

Eric dijo...

Genial, compañera. Un gorila jamás lo entendería.

Anónimo dijo...

Ud sabe que yo al gral lo respeto, pero matemáticamente su expresión es un absatracción tal, que para el niño resulta incomprensible...
¿Acaso el uno vale siempre uno?
Si cuando pide uno, resulta que tiene diez, cien o mil más que antes... ¿Por qué "siempre pide uno al compañero"?.
La dejo pensando...