lunes, 30 de enero de 2012

Cosas que te pasan cuando dormís y se te da por soñar

Soñé que estaba internada en un neuropsiquiátrico. No tenía pinta de hospital, era más bien una casona devenida en clínica.
Allí pasaba los días hábiles y los fines de semana podía volver a casa, siempre con un familiar.
Los sábados iba con mi abuela a Coto y me compraba de todo para llevarme; en esta oportunidad me regalaban lápices, marcadores y hojas. Pude entrar todo, pensé que no iba a ser así ya que uno de los internos se había clavado un lápiz en el cuello.
Entre mis compañeros, estaba Marce, compañera mía del taller con Juandé Incardona. Se había internado sola; sus padres estaban en Europa y no habían venido a verla todavía. En su cómoda tenía fotos de su familia.
Recuerdo que hubo un baile,y en un momento le decía a un grupo "Ojo con este lugar... siempre hay un loco dando vueltas".

No hay comentarios: