sábado, 23 de mayo de 2009

Tenía ganas de subir este tango...

1 comentario:

Ojaral dijo...

A veces el tango es delicado como las hojas recién nacidas de un culantrillo. Este es uno de esos casos.