sábado, 23 de mayo de 2009

Pastando lo dejé y desapareció....

Hace un rato me fui a acostar, estoy engripada. No sé si tuve fiebre, si deliré, pero se me ocurrió algo buenísimo para una entrada del blog. Sé que pensé "tengo que anotarlo en mi libretita". Pero se vé que estaba muy dormida, porque no anoté nada y cuando, ya despierta y levantada, con mi carilina de turno en la mano, me senté ante la compu ...nada. Se había ido. Sólo me acuerdo que al final había una puteada así: ¡puta madre!
Y como estoy enojada por mi olvido, por no poder anotar cosas entre sueños como Hitchcock, voy a rendir un homenaje a ese post que no fue, y que espero que Morfeo me devuelva (Morfeo, no te ortibes; somos amigos), y lo voy a cerrar como corresponde: ¡puta madre!

6 comentarios:

Ojaral dijo...

Un final digno de Rodofo Ranni.

Analía dijo...

Lo había pensado más Luppi. Pero pueden putearse mutuamente, lo que sría un final de lujo!

Ana María Brito dijo...

La puteada històrica es de Alterio, y creo que hay cosas que deben respetarse ,algo debe permancecer, esa puteada es un antes y un despues en el cine argentino.
Y la libretita tenes que tenerla en la mesita de luz, asi anotas enseguida

Analía dijo...

Antes de la puteada de Alterio en "Caballos Salvajes" estuvo la famosa de Luppi: "¡Artetche y la puta madre que te pario!"

emmaysushermanas dijo...

Me ganó de mano Analía pero tengo q decirlo... esa puteada es de Luppi!!!! (podría ser también de Ulises Dumont, no me decido a cuál de los dos soporto menos!!!)
Cómprese una libretita Analía!!!! Y llévela a todas partes!!!
Beso

De vierde man dijo...

Y eso es lo peor que nos pasa...cuando la idea se nos esfuma,,,que mierda, ya no hay forma de recuperarla,aunque vuelva, despues ni recordamos que esa era una idea de la cual nos olvidamos una vez...es horrrrrrrrrrrrrrrible...