martes, 14 de junio de 2011

Mujercita

Ahora con la computadora me pasa menos,
pero de chica, cuando escribía con la lapicera de pluma,
me gustaba que el dedo mayor quedara manchado con tinta en el costado.
Así me sentía Josephine March
Así me sentía un poco escritora.

2 comentarios:

soyelhijodeorfilda dijo...

No dejes, Josephine March, de macnharte el dedo... Yo te presto mi lapicera. Un beso. Fréderic March (desde el frente).

Fouch! dijo...

de vez en cuando vuelvo a los cuadernos para revivir el dolor de dedos, también me siento medio escritora así.
:)